jueves, 19 de diciembre de 2013

Crossfire

Me cogió la mano y se la llevó a los labios, besándome las yemas de los dedos.
—Te quiero.
Me quedé inmóvil y el corazón se me aceleró.
Entrelazando los dedos, los puso sobre su muslo. Los limpiaparabrisas se movían a
uno y otro lado, y su ritmo cadencioso imitaba los latidos de mi corazón.
—Dilo otra vez —susurré tragando saliva.
Él se detuvo en un semáforo. Girando la cabeza, Gideon me miró.
Parecía agotado, como si toda su habitual y vibrante energía se hubiese acabado y
estuviese echando humo. Pero sus ojos eran cálidos y brillantes y la sonrisa de su boca
encantadora y esperanzada.
—Te quiero. Sigue sin ser la expresión correcta, pero sé que quieres oírla.
—Necesito oírla —confirmé en voz baja.
—Mientras entiendas la diferencia. —El semáforo cambió y el coche siguió avanzando
—. La gente se olvida del amor. Pueden vivir sin él, pueden seguir adelante. El amor
se puede perder y volver a encontrarse. Pero a mí no me pasará eso. Yo no podré
sobrevivirte, Eva.
Se me cortó la respiración cuando vi su cara y cómo me miraba.
—Estoy obsesionado contigo, cielo. Soy adicto a ti. Eres todo lo que he querido y he
necesitado siempre, todo lo que he soñado. Lo eres todo. Vivo y respiro por ti. Por ti.
Coloqué mi otra mano sobre las nuestras ya unidas.
—Hay muchas otras cosas ahí afuera para ti, sólo que no lo sabes todavía.
—No necesito nada más. Me levanto de la cama todas las mañanas y me enfrento al
mundo porque tú estás en él. Por ti, el mundo cobra un sentido para mí que no tenía antes. Ahora ocupo un lugar, contigo.

sábado, 10 de agosto de 2013

Scandal


-Podría casarme contigo y ser la mujer de un senador, probablemente fuera feliz. Hasta podría dejar todo ésto, vivir en el campo, tener hijos y ser normal. En serio. Pero no quiero, no me veo en eso. No quiero una vida normal, fácil y sencilla. Busco.... Lo que busco...
-¿Qué? ¡Qué! ¿Qué buscas, Olivia?
-Busco un amor... doloroso, devastador, extraordinario, que me cambie la vida. ¿No buscas eso también?
-El amor no debería ser doloroso ni devastador, el amor no debería doler. 


domingo, 18 de noviembre de 2012

Bridges Of Madison


-No quiero necesitarte.
-¿Por qué?
-Porque no puedo tenerte.




domingo, 26 de agosto de 2012

En Tierras Altas

-"Nunca des todo el corazón, pues el amor no será tenido en cuenta por las mujeres si parece seguro. Ellas nunca sueñan que de beso a beso se va marchitando, pues todo lo bello es sólo un breve soñador y amable deleite. Nunca des todo el corazón." Pareces una mujer que ofrece todo su corazón.
-Es difícil ofrecer menos.



lunes, 20 de febrero de 2012

S(he)*


-You do everything else together. Is like you were a team.
-Because she's my person.
-I should be your person!
-Be my person! Be my person, Owen. Be my freaking person!
-Be my person.


sábado, 11 de febrero de 2012

*

-Tú... tú eres tan jodidamente increíble... Y yo no tengo nada especial que ofrecerte.
-¿Pero qué dices? Tú eres la persona más especial que conozco. Y quiero tenerte en mi vida para que la hagas jodidamente increíble.

miércoles, 1 de febrero de 2012

I love you, Phillip Morris.

-No te preocupes, aquí hay algo. Es el destino.
-Si acabamos de conocernos...
-Escucha, he vivido mucho y he amado mucho. Reconozco ese sentimiento, el que ahora sentimos los dos y que intentas olvidar que existe porque te vas a ir. Pero unos seis mil voltios están cruzando esta mesa, y no puedes negarlo.


sábado, 21 de enero de 2012

Beginners


-Ahora tendré que matarte.
-¿Por qué?
-Porque me he enamorado de ti.



-¿Por qué dejas a todo el mundo? ¿Por qué dejaste que me fuera?
-Puede... que... porque nunca creo que vaya a salir bien, y luego me aseguro de que no salga bien.


lunes, 26 de diciembre de 2011

Todo el mundo necesita algo, encontrar algo. Todo el mundo está resquebrajado y roto. Tienes que encontrar algo que te arregle, que te de lo que necesitas, que te lleve lejos y te convierta en un todo.

domingo, 11 de diciembre de 2011

él*

Echo de menos tu olor...

sábado, 12 de noviembre de 2011

Love, Love, Love...


-Dime exactamente cuánto tiempo llevas trabajando aquí.
-Dos años, siete meses, tres días y supongo que... ¿dos horas?
-Y... ¿Cuánto hace que estás enamorada de Carl? Nuestro enigmático primer diseñador.
-Dos años, sietes meses, tres días y supongo que una hora y treinta minutos.
-Me lo imaginaba.
-¿Crees que todos lo saben?
-Si.
-¿Crees que lo sabe Carl?
-¡Si.!
-Oh... eso es una muy mala noticia.
-Bueno, he pensado que tal vez ya es momento de hacer algo al respecto. 
-¿Como qué?
-Invítale a tomar una copa y a los veinte minutos, como quien no quiere la cosa, le dices que te gustaría casarte con él, hacer mucho el amor y tener muchos peques.


sábado, 5 de noviembre de 2011

filosofías de la vida

Follar y si funcionáis en la cama, enamorarse. Ésa es la filosofía de hoy en día. Pero, ¿por qué? Yo estoy enamorada de él* y ni si quiera le conozco. Hemos hablado dos veces, la primera me pidió un cigarrillo y la segunda hablamos de cosas tan insípidas que hasta me hace gracia, eso sí, después de inventarme una excusa absurda para acercarme. El romanticismo ha muerto. Ya no es el perfecto príncipe azul el que hace malabarismos para conquistar a la damisela en apuros. Ahora la chica es la que se rompe el culo para conseguir llamar mínimamente la atención de él. Creo que el problema está en que ya no hay príncipes azules, y las damiselas aparte de que no podemos considerarlas “damas” ya nunca están en apuros. ¿Qué nos queda? Como dice Julia Roberts en Notting Hill “Sólo soy una chica delante de un chico pidiendo que la quiera."

martes, 1 de noviembre de 2011

Incendios


No serás capaz de odiarme. Tan sólo quería ilustrar que quiero arriesgarme a conocerte, porque el miedo al fin cayó. Al fin cedió.


domingo, 30 de octubre de 2011

AltaFidelidad

Estoy harto de fantasías, porque no existen. Y nunca hay sorpresas de verdad. Además nunca te llenan. Estoy harto. Estoy harto de todo lo demás, pero… no me harto de ti.

sábado, 1 de octubre de 2011

AlgoPrestado

Dile que cuando estás con él todo tiene sentido. Y que te hace sentir vértigo. Dile también que él hace que seas la persona que quieres ser en vez de la persona que eres. Y que la idea de una vida sin él es no sólo insoportable, es inimaginable. 


lunes, 19 de septiembre de 2011



-Si estabas tan enamorada de mí, ¿por qué no me lo decías y punto? 
¿Por qué? No lo entiendo.
-Porque no quería enamorarme. La gente quiere enamorarse, pero yo no. Porque terminan dejándome y haciéndome daño. Y porque no he tenido suerte, tío. No sé tampoco tenía pinta de tenerla contigo.  Ese día, cuando empezaste a gustarme… el típico tío que iba de flor en flor. Me puse una coraza y me embadurné de grasa para que todo me resbalase. Pero contigo no puedo… y me da miedo.

sábado, 17 de septiembre de 2011

Si tú me dices ven lo dejo todo, pero dime ven.


—¿Nunca has parado el mundo?
—¿Qué es parar el mundo?
—Parar el mundo es decidir conscientemente que vas a salir de él para mejorarte y mejorarlo.
Para poder moverte y moverlo mejor. En ese tiempo debes intentar que nadie ni nada te cree problemas. Alimentarte de buena literatura, de buen cine y, sobre todo, de la conversación de una única persona que te inspire en este mundo. ¿Y sabes qué...?
—¿Qué? —dije emocionado y fascinado.
—Luego el mundo te premia. El universo conspira a favor de los que lo mueven. Y ésos son los que lo paran. ¿Tú quieres mover el mundo o que te mueva?
—Moverlo —dije con seguridad—. ¡Moverlo!

sábado, 10 de septiembre de 2011

BridgetJones*

Creo que cometí un terrible error al dejarte entrar a ti y a tus calzoncillos doblados en mi vida.


martes, 16 de agosto de 2011

Grey's

En el instituto, en clase de literatura, tuvimos que leer “Romeo y Julieta” para subir la nota. La señorita Schneider nos hizo representar la obra. A Seth Scarafillo le tocó Romeo, y a mí, cosas del destino, Julieta. Las demás estaban celosas, pero yo tenía otra opinión. Le dije a la señorita Schneider que Julieta era idiota. Se enamora del único que no puede tener a su lado y después culpa al destino de su propia decisión. La señorita Schneider me dijo que cuando el destino se cruza en tu camino, a veces, no tienes alternativa. A los 14 años ya tenía muy claro que el amor, como la vida, es fruto de las decisiones, y el destino no tiene nada que ver. A todos les parece tan romántico, Romeo y Julieta, el amor verdadero. Qué pena. Si fue tan tonta como para enamorarse del enemigo, tomar veneno e irse a vivir a una cripta… se merecía lo que le pasó.

Quizá Romeo y Julieta estuvieran destinados a unirse, aunque sólo durante un tiempo. Luego pasó su momento. Si lo hubieran sabido, tal vez todo hubiera ido bien. Le dije a la señorita Schneider que cuando fuera mayor tomaría las riendas de mi destino, que no dejaría a ningún hombre arrastrarme al abismo. Me respondió que si alguna vez sentía la pasión podría considerarme afortunada, y que si la encontraba, no nos separaríamos nunca. Yo sigo creyendo que el amor es una cuestión de decisiones. Hay que dejar a un lado el veneno y la daga y buscar tu propio final feliz… casi siempre. Pero a veces, a pesar de decidir lo mejor que puedes, y de tus intenciones… el destino termina por ganar.

martes, 12 de julio de 2011

the sisterhood of the traveling pants


-Se nos da fatal esto de no querernos.
-He intentado olvidarte, pero no puedo.
-Yo tampoco.
-¿Y qué hacemos?
-No sé, ya veremos.

video

lunes, 27 de junio de 2011

él*

Quiero que me duela, que me duela tanto que no pueda ni respirar. No siento nada. Me ha dolido tanto que estoy anestesiada. Quiero sentir, sentir esa punzada en el corazón, esa presión en los pulmones que me haga sentir incómoda, que me agobie. Quiero sentir que estás aquí, que aunque no estés, te sienta ahí. Quiero saber que aún estás, que aún queda algo, aunque sea una diminuta esperanza de que puede ser, de que podemos ser. Algo que no me deje rendirme, que me haga seguir adelante hasta conseguir que estés tumbado conmigo, y entonces sienta tus fríos pies buscando calor en los míos. Quiero que me duela hasta sentirte.

domingo, 15 de mayo de 2011

Grey's.

Renovarse o morir. Por muchas veces que lo escuchemos la lección no se vuelve más fácil. El problema es que... somos humanos. Queremos más que simplemente sobrevivir. Queremos amor, queremos éxito, queremos ser lo mejor que podamos ser. Así que luchamos como animales para conseguirlo.

lunes, 9 de mayo de 2011

yentoncesllegóella

¿Por qué no lo olvidas y sigues con tu vida? No importa lo que hayas hecho en el pasado ni lo que creas que pueda pasar en el futuro, sólo importa el momento presente. No tiene sentido hacer este jodido trabajo si no disfrutas de la experiencia. ¿Y sabes qué? Cuando menos lo esperes puede aparecer algo fantástico, mejor de lo que habías planeado nunca.

domingo, 1 de mayo de 2011

FridayNightLights

Hace dos años tenía miedo de aspirar a cualquier cosa, pensaba que aspirar me llevaba a intentar y que intentar me llevaría a fracasar. Pero ahora veo que no soy una conformista, quiero volar a algún sitio en primera clase, quiero viajar a Europa en un viaje de negocios, quiero que me inviten a la Casa Blanca, quiero aprender cosas del mundo, quiero sorprenderme. Quiero ser importante, quiero ser la mejor persona que pueda ser, quiero definirme yo misma, en lugar de permitir que otros lo hagan. Quiero ganar y quiero que la gente se alegre por mí. Quiero perder y superarlo. Quiero no tener miedo de lo desconocido. Quiero crecer para ser generosa y magnánima, tal y como la gente lo ha sido conmigo. Quiero una vida sorprendente e interesante. No es que crea que vaya a conseguir todo eso, sólo quiero la posibilidad de conseguirlo. La posibilidad de que las cosas cambien, estoy impaciente.



domingo, 24 de abril de 2011

perdonaperoquierocasarmecontigo

La mujer más importante de mi vida me ha dejado. Lo sé, puede parecer la típica historia patética pero yo... quiero deciros... ¿Sabéis cómo está uno cuando se termina una historia? ¿Cuando te falta el aire y tienes el estómago pequeño como un grano de uva y no consigues pegar ojo? ¿A cuántos de vosotros os han dejado? Entonces seguro que sabéis cómo estás cuando acaba una historia. ¿Lo habéis amado alguna vez todo de una persona? El hecho de que llegue tarde, que sea desordenada y que cuando se lava los dientes siempre se deja algo de pasta en los labios. Entonces sabréis que cuando quieres a alguien de ese modo te suena una voz en la cabeza que te dice "cásate con ella".


jueves, 7 de abril de 2011

nottinghill


-Soy una persona equilibrada y no muy dada a tanto juego. Pero… ¿puedo decir “no” a tu propuesta y dejarlo?

-Sí, si puedes, por supuesto. Yo… claro. Entonces me voy, me ha gustado verte.

-Lo que ocurre… es que contigo estoy en peligro. Parece una situación perfecta, dejando aparte tu temperamento, pero mi relativamente inexperto corazón podría no recuperarse. Y si fuera castigado otra vez, como estoy convencido de que sucedería… hay demasiadas, demasiadas fotos tuyas, demasiadas películas. Y tú te marcharías y yo me quedaría hecho polvo.

-Eso es un auténtico no…

-Vivo en Notting Hill y tú en Veverly Hills. Todo el mundo te conoce y mi madre a veces no recuerda ni mi nombre.

-Muy bien, bien. Buena decisión. Es… buena. Eso de la fama no es real, ¿sabes? Y no olvides que sólo soy una chica delante de un chico pidiendo que la quiera.

domingo, 27 de febrero de 2011

come, reza, ama.

-Creo que me estoy enamorando de ti.

-No soy quien tú crees que soy, sólo soy tu fantasía.

-¡No! ¡Y un cuerno, eres real! Tus cicatrices, tu talento… el hecho de que tenga un bar de mierda y tú aceptes que no aspire a más. Me encanta tu dolor. Y que cuando estamos juntos hago que se desvanezca. Tu amor es como un Panini caliente, y cuando te miro a los ojos oigo delfines aplaudiendo.

-Lo que no sabes es que yo desaparezco en la persona a la que amo, soy la membrana permeable. Si te quiero, te lo doy todo, mi dinero, mi tiempo, mi cuerpo, mi perro, el dinero de mi perro… Me haré cargo de tus deudas y proyectaré en ti toda clase de cualidades que tú jamás has cultivado. Te daré eso y más, hasta acabar tan agotada y consumida que la única forma de recuperarme sea encapricharme de otro.

viernes, 18 de febrero de 2011

How I Met Your Mother

Los grandes momentos de vuestra vida no serán necesariamente las cosas que hagáis, también lo serán las cosas que os ocurran. No estoy diciendo que no podáis actuar para cambiar el resultado de vuestras vidas, debéis actuar y lo haréis. Pero no olvidéis que cualquier día, al salir de casa, vuestra vida puede cambiar totalmente. El universo tiene un plan, y su plan siempre está en marcha. Una mariposa mueve sus alas y empieza a llover. Da miedo pensarlo, pero a la vez es maravilloso, todas esas piezas de la máquina en constante funcionamiento, asegurándose de que estés exactamente donde debes estar, exactamente cuando debes estar ahí. En el lugar adecuado y en el momento adecuado.

martes, 18 de enero de 2011

RubénPozo*

Leo en La Rolling de diciembre que uno de los componentes de Kings of Leon se disculpa porque en unas declaraciones dijo que las nuevas fans de la banda eran una mierda. Claro, pequeño rockero de toda la vida recién topado con el éxito masivo internacional. Las fans de antes de los Grammy y los jets privados os encontraron gracias a una inquietud y curiosidad al margen de las modas que dictan las grandes marcas y medios de comunicación. Eso te suena, ¿eh? Probablemente tendríais parecidos gustos musicales e incluso te recomendarían a esa banda que no conocías y de la que tan enamorado estás ahora.
Las fans de antes estaban en tu mismo planeta. Se conocían TODAS las canciones que habíais sacado y te llamaban por tu nombre. No se les caían los anillos a la hora de dejarse engatusar por ti en la barra del bar cutre en el que acababais de tocar, incluso habiéndote visto hacer algo tan anticlimax y antiglamour como recoger tu equipo y cargarlo en la furgo. Ellas estaban ahí cuando el resto del mundo os ignoraba olímpicamente. Ellas os dieron a conocer…
Ahora no tienes conexión con las nuevas fans. Se vuelven locas por hacerse una foto contigo y no saben qué instrumento tocas. Te preguntan qué tal es Lady Gaga en persona y su móvil suena con el politono de vuestro último single (su tema preferido de los tres, del último disco, que conoce).
En fin, que me parece interesante que un joven músico de rock en medio de la confusa vorágine de un mega éxito global se aferre a las antiguas fans para rascar algo de perspectiva. Esas fans que ya no van a sus conciertos en el fondo son las responsables de que él pueda estar pensando ahora mismo en todo esto desde la suite de un cinco estrellas.

sábado, 8 de enero de 2011

tengoalgoquedeciros

-¿De qué habla ese libro que no te quieren publicar?
-Habla de dos personas que se separan. Una sufre y la otra no. Pero lo que cuenta es que no hace falta tener miedo de dejar las cosas, porque todo lo que importa no se deja nunca... Aunque queramos dejarlo.
-Así que al final no se deja nada ni a nadie.
-Sí.
-¡Pues qué timo!

jueves, 6 de enero de 2011

breakfast at tiffany's*

-Holly, no permitiré que hagas eso.
-¿Por qué no vas a permitirlo?
-Holly, estoy enamorado de ti.
-¿Y qué?
-¿Cómo que y qué? ¿Qué preguntas haces? Te quiero y me perteneces.
-No, las personas no pertenecen a nadie.
-Claro que sí.
-No dejaré que nadie me ponga en una jaula.
-Yo no quiero ponerte en una jaula, quiero quererte.
-Es lo mismo.
-No, ¡no lo es! Holly…
-No soy Holly, ni siquiera Lulamae, no sé quién soy. Soy como este gato, somos un par de infelices sin nombre, no pertenecemos a nadie ni nadie nos pertenece, ni siquiera el uno al otro.
-¿Sabes lo que te pasa? No tienes valor, tienes miedo, miedo de enfrentarte contigo misma y decir “está bien”, la vida es una realidad, las personas se pertenecen las unas a las otras porque es la única forma de conseguir la verdadera felicidad. Tú te consideras un espíritu libre, un ser salvaje y te asusta la idea de que alguien pueda meterte en una jaula. Bueno, nena, ya estás en una jaula, tú misma la has construido y en ella seguirás vayas a donde vayas, porque no importa dónde huyas, siempre acabarás tropezando contigo misma.



lunes, 3 de enero de 2011

mis últimas cinco novias

-Dios, ¡Me siento mucho mejor! Debía estar muriéndome de hambre, llevaba todo el día deprimida.
-¿Por qué?
-Porque es lo que me pasa en los cumpleaños.
-Ah, ¿si?
-Que siempre me recuerdan la muerte y la jovialidad forzada. ¿Sabes dónde estaba hace un año?
-No, ¿dónde?
-Tuve que salir a cenar con una tía mía horrible. Fue una noche espantosa. Constantemente tenía que ir al lavabo a llorar. Me sentía muy mal aquel día. Era mi cumpleaños y la única que me había invitado a salir era mi tía. Y venga a decirme que no entendía cómo una chica guapa no tenía un hombre en su vida. No fue tan malo que me encontrase contigo...

viernes, 31 de diciembre de 2010

Mr.Nobody

-Cuando nos separaron, me dije que no volvería a perder a nadie nunca más, nunca. Que nunca me iba a atar, que no me iba a quedar en ningún sitio y no iba a tener nada mío. Decidí que iba a fingir estar viva. Y esto es lo que he estado esperando todo el tiempo, renunciando a todas las posibles vidas, por una sola, contigo. Pero ya no estoy acostumbrada, ¿sabes? Osea, al amor. Tengo miedo de volver a perderte, miedo de volver a estar contigo, eso me aterroriza. Tenemos que darnos tiempo.
-Pero yo quiero verte más.
-Llámame a este número, en dos días. Nos veremos en el faro.


lunes, 20 de diciembre de 2010

mygirlfriend'sboyfriend


-Háblame de ti, cómo es tu familia?
-Mis padres llevan más de cuarenta años casados.
-¡Vaaaaya! ¡Es impresionante!
-Sí, sí que lo es.
-¿Cuál es su secreto?
-No tengo ni idea. Mi padre siempre dice que se enamoraron la primera noche que salieron. ¿Tú crees que eso es posible?
-A mí me pasó una vez.
-¿En serio? ¿Y qué pasó?
-Bueno... salimos juntos, después nos comprometimos, después nos casamos y después nos divorciamos.
-¿Esa es la versión larga?
-La larga y la corta, sí.
-¿Qué ocurrió? ¿Era el hombre equivocado?
-Yo no era la mujer apropiada...
-Venga, lo dudo mucho.
-Oh, es asombroso, ¿Verdad?
-Sí, lo es...
-Bueno... Yo le amaba... Estuvimos casados más de tres años. Lo intenté, y lo hice con todo mi corazón.
-Pero...
-Pero... al final... yo no era lo que él quería.


domingo, 14 de noviembre de 2010

niñoimantado*

A veces creo ver cómo vendrás detrás de mí envuelto en una música, volando en una brisa de trompetas, soñando, flotando sobre el mar, en mi cabeza cantando, bailando y gritando que jamás me dejarás. A veces creo ver cómo vendrás chocando contra mí.

miércoles, 13 de octubre de 2010

Las Siete y Media

Quise llamar, quise llegar a ti. Quise volver y me quedé esperándote. Si me encontré pegado a ti será que me sentaba bien estar allí. La distorsión es tan brutal…



miércoles, 15 de septiembre de 2010

Grey'sAnatomy


-Háblame de él.
-Él es irrelevante.
-Estoy intentando quererte, pero no me dejas, déjame.
-¿Él? Él era… él se llevó algo de mí. Él se llevó trocitos de mí. Pequeños trocitos, con el tiempo, tan pequeños que no me di cuenta, ¿sabes? Se llevó tanto de mí que a veces yo no era yo. Un día era yo, y al rato me encontraba mintiendo por él. Me perdí durante mucho tiempo, y ahora… que me he encontrado otra vez… no puedo. Te quiero, te quiero más de lo que le quise a él, te quiero, y eso me aterra. Me aterra porque cada vez que me miras te llevas una pequeña parte de mí, y yo te lo permito. Y no… no me puede pasar eso otra vez..

domingo, 12 de septiembre de 2010

BigFish


Tú no me conoces pero me llamo Edward Bloom, y te quiero. He pasado los últimos tres años trabajando para averiguar quién eres. Me han disparado, acuchillado y aplastado de vez en cuando, me he roto las costillas dos veces. Pero todo ha valido la pena ahora que te tengo aquí delante y… por fin puedo hablarte. Porque estoy destinado a casarme contigo. Lo supe desde el primer momento, cuando te vi en el circo. Y ahora lo sé aún con más certeza.


miércoles, 8 de septiembre de 2010

Bright Star


No puedo pedirte que me olvides, pero te recuerdo que en este mundo hay cosas imposibles.


miércoles, 1 de septiembre de 2010

túyyo*TresMetrosSobreElCielo


Todo lo que tienes que hacer es ponerte los cascos, echarte en el suelo y escuchar el CD de tu vida. Canción tras canción, no te saltes ninguna, todas han pasado y de una forma u otra servirán para ir hacia delante. No te arrepientas, no te juzgues. Sé quien eres, no hay nada mejor para el mundo. Pausa, rebobina, play, más y más y más aún. Nunca detengas la música. Sigue registrando sonidos para lograr explicar el caos que tienes dentro. Y si te sale una lágrima cuando las escuchas, no tengas miedo, es como la lágrima de un fan cuando escucha su canción preferida.


jueves, 26 de agosto de 2010

MustLoveDogs

-Creo que se está enamorando de ti.

-Vaya… yo… lo siento.

-No mientas porque ser hombre hoy en día significa no tener que decir “lo siento”. Me fastidia lo fácil que lo tenéis los tíos, vuestras mujeres van y vienen, cocinando y limpiando. Sólo os preocupa que tengamos el culo prieto y el vientre plano. Mientras tanto mujeres bondadosas, interesantes y compasivas de cierta edad están en casa solas leyendo a Jane Austen engullendo tarrinas de helado y engordando. Lo que hace menos probable que encuentren…

-¿Estamos hablando todavía sobre mí? Porque en este momento ya no lo sé.

-No, lo siento… yo tampoco.

lunes, 24 de mayo de 2010

LOST


Not Penny's Boat


miércoles, 14 de abril de 2010

Sex and The City


Cuando eres joven te dedicas a divertirte continuamente, pero luego creces y aprendes a tomar decisiones para no romperte una pierna… ni el corazón. Aprendes a mirar antes de saltar y en ocasiones no saltas porque no siempre hay alguien para cogerte, y en la vida no hay red ni arneses de seguridad. ¿Cuándo dejó el mundo de ser divertido para empezar a dar miedo?



martes, 12 de enero de 2010

Los efectos del huracán

Estaba tirada en la cama sin pensar en nada pero a la vez pensando en ti cuando me he dado cuenta de que así no iba a asaltar el mundo. Me he puesto a pensar en qué hacer para mantenerme distraída y no pensarte, pero he llegado a la conclusión de que ésa no es la solución. Se me ha ocurrido que quizás si digo en voz alta todo lo que alguna vez quise decirte me sienta mejor. No lo leerás, pero si escribiéndolo me libero de ti, habrá servido para algo.

Sé que probablemente tú no sabías lo que yo sentía por ti. No hablábamos mucho, evitaba hablarte directamente porque cortabas mi aliento y no era capaz de pronunciar más que monosílabos (o emitir ruiditos raros). Pero cada vez que pasabas por mi lado se me ponían los pelos de punta y siempre esperaba que me cogieras de la mano, me acercaras a ti y me dijeras que eso era lo más lejos que permitirías que estuviera de ti. Cuando nos rozábamos me ponía rígida, pero era para evitar temblar y que mis piernas se volvieran de mantequilla. También evitaba mirarte a los ojos porque eran más de lo que yo podía soportar. Lo que no sabes es que yo siempre estaba mirándote. Me encantaba mirarte desde una distancia prudencial. Podía pasarme minutos enteros sin apartar la mirada de ti. Me encantaba la forma en que cogías las copas de ron. Me encantaba ver cómo ibas de un lado a otro aparentando estar ocupado cuando en realidad lo hacías porque no sabías muy bien dónde quedarte. Odiaba tu indiferencia al verme llegar. Odiaba que el momento de saludarnos fuera lo más íntimo que fuéramos a hacer en todo el día. Amaba tus manos, me daba envidia que tuvieras las uñas tan perfectas. Me hacía gracia la forma en que pronunciabas las “eses”. Siempre quise tocarte el pelo. Me hiciste sentir la persona más especial del mundo la primera vez que te oí pronunciar mi nombre.

Lo que ahora se me hace más duro es recordar toda la ilusión que puse en ti y que luego fue en vano. Había noches que las pasaba casi en vela simplemente pensando en ti. Hacía gestos delante del espejo para ver cómo me verías tú. Elegía muy cuidadosamente la ropa que iba a ponerme los días que íbamos a vernos. Hasta había imaginado cómo iba a presentarte a mi familia y lo orgullosa que yo estaría de tenerte a ti a mi lado. Ingenua.

Siendo sinceros, espero que no volvamos a vernos, porque entonces no sé qué sería de mí, probablemente moriría. Ya te fuiste una vez y pasaste sobre mí como un huracán, te llevaste todo. No podría soportar un segundo asalto, es más, no creo que nunca llegue a recuperarme del primero. Serás esa espinita clavada que sólo duele en ocasiones puntuales pero que siempre está ahí. Y sé que si alguna vez vuelves, yo volveré a caer, caeré siempre. Eres como un imán, tu fuerza me atraerá a ti aunque intente evitarlo. Así que, por favor, mantente fuera de mi campo de atracción porque siempre que choquemos seré yo la que salga con daños colaterales.

jueves, 31 de diciembre de 2009

All I want is you*

Ya está, ya llegó, el último día del año. Llevo semanas viendo a la gente de un lado para otro, volviéndose loca para encontrar el vestuario perfecto para noche vieja. No sé por qué tanto revuelo. Lo único que diferencia esta fiesta de todas las demás es que acabas de cenar lo que normalmente cenas en tres días y que has sobrevivido al atragantamiento de uvas. Si, es el último día del año, hay que celebrarlo en condiciones, pero al igual que lo celebras tú, lo celebran millones de personas más así que encuentras las calles repletas de gente, los bares, las discotecas… ¡todo! Y si quieres escapar de todo eso y encontrar un local decente tienes que pagar una millonada por la entrada. Así que no, yo no le veo nada de emocionante. Este año ni siquiera tengo plan. Tampoco le veo mucho sentido porque estoy más antisocial que nunca. Recuerdo un montón de fiestas de fin de año en las que he estado y todas tienen algo en común… en todas estaba él*. Mientras me comía las uvas pensaba en él*, acababa y empezaba el año pensando en él*, mi deseo éramos nosotros*, tenía planes, ambiciones, sueños… y en todos él* era el protagonista. Hace un mes que él* se fue. Sin avisar, sin despedirse, de la noche a la mañana. ¿Y yo? Yo llevo un mes con un agujero en el pecho que no me deja respirar. Me encantaba ver películas de amor, porque todas eran menos bonitas que la mía. Me encantaba escuchar canciones de amor, porque todas hablaban de nosotros. Llevo un mes sin escuchar ni ver películas y canciones de amor. Miento, ayer tuve el descuido de escuchar una canción bonita… acto seguido volvió ese dolor en el pecho, pero esta vez con más fuerza que nunca. Si, pensaba que lo tenía superado, pero sólo podía sentir el dolor y verle a él. Morí. Después de eso me puse a pensar en la noche vieja y llegué a una conclusión, ¡este año no tengo en quién pensar mientras me como las uvas! La única salida que se me ocurre es emborracharme, pero estoy segura de que seguirá viniendo a mi mente… Así que no tengo ni idea de lo que voy a hacer esta noche. Probablemente acabe tomando helado y cerveza, llorando a moco tendido viendo alguna peli romántica enredada en mi edredón. Y seguro que mi subconsciente me traiciona y estará esperando a que llamen al timbre y sea él* con un cartel en el que ponga “to me you are perfect”.

domingo, 27 de diciembre de 2009

Flashback

Ya estamos otra vez, basta una peli de amor para que me ponga a llorar como una imbécil. Casi siempre me prometo no volver a ver esta clase de películas mientras me llevo un pañuelo a la nariz, pero nunca lo cumplo. Enseguida encuentro otra película con un título prometedor o simplemente la televisión se pone en mi contra y cuando menos me lo espero me encuentro sumergida en otro cuento ficticio con final feliz. ¿Por qué habrá tantas y tantas películas americanas en las que chica y chico se conocen, uno de los dos se siente inferior al otro pero tras superar una serie de obstáculos al final siempre acaban juntos y felices? No lo entiendo. Diferentes guionistas, diferentes directores, productores, actores… y la misma historia. Y yo me pregunto… hay cientos de películas así, entonces, ¿en realidad pasan a diario historias de amor como las que cuentan o es el deseo de que se puedan hacer realidad? Desde luego, lo que puedo asegurar con certeza es que aunque hayas visto cientos, o millones de pelis de amor, tu propia historia no tiene por qué tener un final feliz, es más, probablemente no lo tenga.Mi intención no es quitarle la ilusión a nadie, todo lo contrario, yo creo que hay que tener esperanza e intentarlo con todas tus fuerzas hasta el último momento, pero si se acaba, se acaba. Puedes tener éxito o fracasar. Esto último es lo más duro, porque cuando pasa, te destroza. Sientes como si algo te estuviera comprimiendo el corazón, cada latido rebota en tu pecho con más fuerza que nunca, te cuesta respirar hondo y tienes que hacer grandes esfuerzos para no llorar, cosa que no es fácil porque tienes un nudo gigante en la garganta que te quiebra la voz cada vez que intentas hablar.Últimamente paso demasiado tiempo debajo del edredón intentado deshacer ese nudo, claro que creo que yo tengo algo de culpa y es que no sé si será mi parte masoquista o es que en realidad tengo un problema pero me empeño en recordar una y otra vez todos los momentos en los que estuvimos juntos.

¿Su nombre? Diego. ¿Mi historia? El típico drama americano.